SKKS: Libro 1 Escena B

Publicado: 24 noviembre, 2010 de bluedelacour en SKKS Traducción
Etiquetas:, , ,

The Lives of Sungkyunkwan Confucian Scholars: Libro 1 Escena B

Conociendo a Lee Sunjoon Parte 2

Continuando con las traducciones he aquí la segunda parte de cómo Yoonhee conoció a Sunjoon en el libro ^^


Soondol empieza a preocuparse porque dejó atrás a los dos jóvenes. Él se levanta, pero se sienta de nuevo, recordando las palabras del hermoso sunbinim. Con miedo que el sitio fuese tomado, él se levanta y se sienta de nuevo muchas veces. Pero pronto los dos llegan, y él se para para saludar con sus grandes brazos. Los dos, cansados, se sientan.

– “Doryunnim, ¿está bien? ¿Qué hay de usted, sunbinim?”

– “Estoy bien. ¡Hm! Nunca he experimentado tal caos. ¿Cómo pueden llamar a este lugar un lugar de examen? Es más un campo de batalla. Ya estoy exhausto, incluso antes de que el시제 shijae (el tema que se supone que deben desarrollar en el examen) haya sido señalado–debe ser difícil para ti, cuando peleas contra una enfermedad.”

Yoonhee le sonríe. Ella está tan cansada que ni siquiera puede agradecerle o decirle que ella está bien. Si su hermano hubiese estado ahí en vez de ella, él de seguro hubiera muerto. Ella ve a Soondol quien mira al cielo.

– “¿Qué sucede?”

– “Me dijo que sabría porque deberíamos sentarnos bajo el segundo árbol si miro al cielo. Pero no puedo verlo–hay tantas hojas… ¿Es porque guarde el lugar muy al costado?”

El hombre mira junto a Soondol y sonríe al descubrir el porqué. Es un buen lugar porque el cielo está cubierto. El primer árbol  tiene muy pocas hojas y cuando el sol se levante, en el segundo árbol, estarán protegidos por la sombra. Y los árboles de la izquierda dirigirán la sombra en la dirección contraria al lugar del examen, así que de verdad es un buen lugar.

Sus ojos voltean a ver a Yoonhee. Los ojos de Yoonhee también lo miran. Ella nota sus finos rasgos — sus gruesas cejas y ojos, nariz, y labios todos se unen en un rostro impecable, y ella no puede evitar su mirada.

Ella también observa su ropa. Por su rostro, ella deduce que debe ser de una familia rica, pero él no está vestido de esa forma, para nada. No usa vestimentas viejas o surcidas como las de ella, pero su ropa, sombrero, e incluso el abanico que lleva no parecen costosos. Si alguien lo viera pasar, seguro pensaría que es un joven de una familia de clase media. Por esto, Yoonhee se siente tranquila con él.

Es una excusa, así que Yoonhee mira al hombre nerviosamente, sólo para descubrir que el hombre parece que no tenía curiosidad de ello. Y si ella piensa en ello, él

creyó todo lo que ella dijo desde el momento en que se conocieron, y por lo tanto, incluso Yoonhee siente que lo que ha dicho podría ser la verdad.

El examen empieza y Soondol se va. Tan pronto como el shijae es entregado, todos se apresuran en desenrollarlo para ver de cerca el tema del que se supone deben escribir, pero los dos se quedan tranquilos, sentados calmadamente, mirando el shijae desde donde están sentados.

Yoonhee copia el shijae en su pergamino, y empieza a anotar lo que se le viene a la mente en pedazos de papel extra que ella preparó antes.  Entonces sus ojos van al hombre, y ella ve que él ya está escribiendo en el pergamino del examen. Incluso el más inteligente de los examinados practican en otro pedazo de papel, pero él empieza en el pergamino del examen. E incluso sin siquiera haber practicado, él está escribiendo línea por línea calmadamente y a un paso constante. Sólo hay un pergamino para el examen y sería desastroso  si comete un error.

Cuando ella está a punto de decirle que sea cuidadoso, ella es silenciada por lo que lee en su pergamino. Su escritura es impecable, casi como si ya hubiera escrito un borrador. Él definitivamente no es de la norma. Los latidos del corazón de Yoonhee, y ella se vuelven más nerviosos que antes. Ella siente que su escritura, comparada con la de él, es un caso perdido.  ¿Qué tal si todos aquí son tan buenos como él? Y ella tiene que tomar un segundo examen, ella se preocupa más al notar que tiene que competir con personas tan inteligentes como él durante ese examen también.

A pesar de que ella se cultivo confianza en si misma porque las personas a las que ayudaba en la librería siempre compraban su ayuda para hacer escritos, no hay nada seguro acerca de que los hombres en el examen son de la misma clase. La ansiedad que ella sentía cuando dejó su hogar está mañana es el doble, ella empieza a temblar.

Pero ella no puede derrumbarse ahora. Ella tiene que calmarse, por su madre y hermano. Ella se concentra, y empieza a escribir en

sus papeles extra. Ella los revisa una y otra vez.

A pesar de que lo arregla constantemente, ella no puede evitar sentir que su escritura no es buena. Ella no puede creer que trató con este examen, a este nivel. Ella se llena de vergüenza al tratar de solicitar mayor paga por lo trabajos en la tienda. Ella se rinde en revisar más y empieza a escribir en el pergamino del examen.

Después de que el hombre termina, él mira a Yoonhee, quien está concentrada en su escritura. Él observa como ella mueve su pincel. El cual se mueve rápido, pero crea hermosos caracteres escritos. Él está sorprendido por su talento. Él piensa para si, ‘es tan joven! ¿Cuántas palabras  ha leído y escrito para adquirir tal talento?

Él no voltea a su examen, y espera hasta que ella termine. Aún así Yoonhee no está satisfecha con su escritura, ella termina  y se sienta a ver al hombre, quien despliega su abanico. Él pregunta, “¿Terminaste?”

Sorprendida, Yoonhee responde, “S-si tú has terminado, ¡debiste ir y entregarlo! ¿No sabes que es mejor entregarlo antes?”

– “Iba a entregarlo cuando tú hubieses terminado, para que podamos ir juntos. Pensé que sería mejor esperar, así no te pondrías  nervioso por el hecho de que yo ya me había ido. Sería muy rudo de mi parte hacerte preocupar, y podrías haber cometido un error.”

Es verdad– su ansiedad se hubiese incrementado si él se hubiera ido a entregar el examen. Ella no puede creer la clase de persona que es él; ¿cómo puede ser tan amable con alguien que acaba de conocer? Ella ve que algunas personas están entregando sus exámenes, así que ella se levanta.

– “Terminé también, así que vamos a entregarlo.”

– “Tu tinta aún no seca. Está bien leerlo una vez más y entregarlo después.”

– “No, está bien. De hecho es mejor no revisarlo más. Vamos a entregar los exámenes.”

El hombre también se levanta, y los dos caminan, uno al lado del otro, a entregar sus pergaminos. Tan pronto ellos regresan y limpian su lugar, otros vienen a tomarlo. El lugar del examen aún está lleno, de aquellos que están concentrados en sus pergaminos a los que están por tener un picnic,comiendo y bebiendo. Hay también un trabajador llevando agua para los examinados.

El hombre va a conseguir un tazón de agua, y después de beber medio tazón, se lo da a Yoonhee. Yoonhee retrocede, porque él está ofreciéndole  agua donde él puso sus labios. Ella piensa para si, no hay nada de raro en ello, ya que ambos se supone que somos hombres, y no puedo pedirle que me de un nuevo tazón, además estoy sedienta, así que no es que pueda rechazarlo… Así que ella toma el tazón y bebe de él. El agua es dulce, y ella no puede distinguir si es porque estaba sedienta o porque los labios de él lo tocaron.

Cuando se van, Yoonhee agradece al hombre.

– “Gracias a ti, pude ingresar al examen con seguridad. No sé que hubiera hecho si no te hubiera encontrado.”
– “Nos ayudamos mutuamente, eso es todo. ¿Vas a tomar el segundo examen pasado mañana? ”
– “Sí–”
– “¿Dónde?”
– “Creo que me dijeron que era en Yehjo.”
– “Yo también estoy en Yehjo. Entonces, nos encontraremos de nuevo, pasado mañana.”

Yoonhee está feliz con las noticias, pero para esconder su expresión, ella gira su cabeza a dirección contrario. El hombre sonríe y dice, “Estoy aliviado de que estemos en el mismo lugar, pero parece que tú no estás feliz por ello como lo estoy yo.”

-“N-no, ¡no es eso! ¿Por qué no estaría feliz?”

La conversación es muy rara para Yoonhee, pero gracias a Dios son interrumpidos por Soondol, quien corrió para saludarlos.

– “¡Doryunnim! ¿Cómo es que ya salió?”
– “Salí porque he terminado. ¿Por qué aún estás aquí?”

– “¡Estaba esperando por usted!”

Soondol toma las cosas que el hombre llevaba. El hombre mira a Yoonhee y dice, “Quería estar aquí un poco más contigo, pero no quiero ser una carga para ti cuando no estás bien, así que diré adiós.”

Yoonhee no quiere decir adiós aún, pero ella se inclina, y dice, “Entonces ten un viaje seguro a casa.”

El también se inclina. “Te veré pasado mañana en Yehjo.”

Yoonhee después de inclinarse una vez más, empieza a caminar. Soondol, mientras observa a Yoonhee caminando, le dice al hombre, “¿Cree que sunbinim escribió algo correctamente? Estoy seguro que no ha leído mucho, ya que se ve tan joven, y parece tan débil incluso como para sostener un pincel…”

El hombre mira a Yoonhee y responde tranquilamente. “Ni siquiera puedo explicarlo. No podía creerlo al verlo  con mis propios ojos.”

Soondol mira la hombre, perplejo. El hombre sonríe.

– “Soondol, ¿Puedes explicarme la belleza de ese sunbinim?”

– “¿Qué? ¿Cómo podría?”

– “Tampoco puedo. Y su escritura, la que vi era inexplicablemente hermosa justo como su rostro. Soondol. No decidí tomar el examen por aquellos que me presionaban, pero porque pensé que he leído y aprendido lo suficiente. Pero ahora lo sé. Creo que vine aquí para poder hacer un buen amigo.”

– “Pero doryunnim, sé que es amable con todos, pero ¿por qué preocuparse por alguien que acaba de conocer?”
-“¿Estoy preocupado”
– “¡Sí! Es casi extraño lo mucho que lo está.”
– “Ah ¿Es eso? ¿Lo estaba?”

– “¡Ah!”

El hombre empieza a correr al lugar en dónde Yoonhee despareció. Soondol, sorprendido, lo sigue. Los dos encuentran a Yoonhee, quien no estaba muy lejos. Él alcanza su brazo y ella voltea, y Yoonhee casi no puede evitar gritar.

– “Olvidé algo.”
– “¿Qué es…?”
– “Ni siquiera nos presentamos.”

Yoonhee se había dado cuenta de ello antes, pero se quedó tranquila, para que su real género no sea descubierto. Soondol sonríe y murmura, “Humph, pensé que era algo importante. Le dije que está demasiado preocupado…”

“Mi nombre es Lee Sunjoon.”

Él también le dice el pueblo donde vive y que tiene 20 años de edad. Yoonhee también se presenta como Kim Yoonshik, 18 años de edad (Yoonhee tiene 19, pero Yoonshik tiene 18, así que ella usa la edad de Yoonshik).

Después de una amplia sonrisa, Sunjoon se va. Yoonhee lo observa mientras se va. A pesar de que se ve pequeño al lado de Soondol, él es un hombre alto, con amplios hombros y cintura fina–él era perfecto.

– “Lee Sunjoon.”

Texto original en inglés: Bad Milk

Gracias a Yogurutu@soompi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s